fbpx

Eagles: El disco que le dio vida al country rock

eagles album cover 1

En algún momento de la década de los 70 una banda tenía el control de la radio norteamericana. Sus riffs, sus armonías perfectamente acopladas, la facilidad con la que se aprecian sus temas. Estoy hablando de Eagles, la única banda con dos álbumes con más de 20 millones de copias vendidas en Estados Unidos. Pero, ¿cómo inició todo? ¿qué los hizo diferentes de otros actos de Americana y Country? Escuchemos su álbum debut y conozcamos su historia.

¿Cómo se formaron los Eagles?

Nuestra historia comienza en Los Ángeles, California. Antes de Eagles, dos estupendos músicos habían pasado la década de los 60 trabajando con diferentes proyectos y en partes distintas de Estados Unidos. Glenn Frey venía de Michigan. Con 21 años en 1970, ya contaba con un disco de Country Rock titulado Longbranch Pennywhistle (1969); formaba parte de un dueto del mismo nombre trabajando en Amos Records.

Amos Records tenía a otro músico joven entre sus filas, Don Henley. Texano, su carrera musical inició tocando en una banda de Dixieland durante la secundaria. El grupo se cambió el nombre a Silloh en 1964 y cinco años después tuvieron la oportunidad de conocer al legendario Kenny Rogers –ya sabes, el de “The Gambler”. Aunque en el ’69 se le ubicaba por cantar el tema “Just Dropped In (To See What Condition My Condition Was In)” –, quien los conectó con la mencionada disquera.

Se conocieron en The Troubador, el bar más importante de la zona y en donde personajes como: Carole King y Elton John se habían presentado anteriormente. La verdadera motivación para que comenzaran a tocar fue la cantautora Linda Ronstadt, o mejor dicho, su representante John Boylan, quien le pidió a Frey armar un grupo de apoyo para su tercer álbum y posterior gira. Aprovechando la confianza de la recién formada amistad, Glenn invitó a algunos miembros de Silloh y así comenzaron las colaboraciones.

eagles-band
Eagles: Randy Meisner, Don Henley, Bernie Leadon, Glenn Frey

El disco homónimo de Linda Ronstadt contó con más de 20 artistas entre sus filas, dos de ellos captaron la atención de Henley y Frey: el guitarrista Bernie Leadon (quien además es un estupendo interprete de banjo) que venía de haber grabado Burrito Deluxe (1970) con los Flying Burrito Brothers y el bajista Randy Meisner que había tocado en la genial banda de Country Rock Poco del ’68 a 1970.

Cuando Frey y Henley le contaron a Linda el plan de formar su propia banda, ella les ayudó a convencer a los demás y poco tiempo después se formó el cuarteto. Al final, Eagles (sin que todavía se llamaran así) quedo integrado por cuatro miembros: Glenn Frey (guitarra), Bernie Leadon (guitarra y banjo), Randy Meisner (bajo) y Don Henley (batería). Poco después, durante el mes de septiembre de 1971, la banda firmó contrato con Asylum Records, un nuevo sello discográfico creado por David Geffen.

Aunque todos colaboraron con Linda en diferentes canciones, solamente habían tocado juntos una vez durante un concierto en Disneyland. Viendo que les faltaba práctica, Geffen los mandó a tocar algunos espectáculos en Aspen, Colorado. Curiosamente cuando se presentaron en vivo por primera vez, la banda lo hizo sin tener nombre oficial.

El nacimiento de Eagles y el plan del primer disco

El nombre de Eagles (“Aguilas”) se originó de un viaje (en más de un sentido) al Desierto de Mojave junto con el fotógrafo Henry Diltz y el director de arte Gary Burden en donde hubo mucho tequila y peyote. Como podrás imaginar las versiones cambian, pero todas coinciden en haber visto un águila majestuosa en el cielo la cual volteó a verlos, así como ellos a ella. Una cosa espiritual.

Una vez que el cuarteto se había acostumbrado a tocar en conjunto, en septiembre de 1971 firmaron contrato con Asylum Records, un nuevo sello discográfico creado por David Geffen. Geffen se encargó de pagarle a Amos Records lo necesario para que liberara a Henley y Frey y pronto comenzaron a planear su primer disco de estudio.

the-eagles-henry-diltz

Glenn Frey quería que Glyn Johns produjera el disco. El productor e ingeniero de audio británico ya era una estrella por su cuenta; había trabajado con los más grandes: The Beatles (en las caóticas sesiones de Get Back), The Who, Led Zeppelin y The Rolling Stones (en las no menos caóticas grabaciones de Exile on Main St.), por mencionar algunos. Para fortuna de los Eagles, Johns estaba en Estados Unidos y tuvo la oportunidad de verlos en vivo. Y rechazó la propuesta.

De acuerdo con el Glyn, el sonido de la banda lo había confundido. Por un lado, estaba Glenn Frey intentando llevar al grupo hacia el Rock ‘n’ Roll y por el otro Bernie Leadon, cuya herencia Country apuntaba hacia otra dirección. Podríamos decir que había Country y Rock pero faltaba algo que consolidara ambos géneros en uno solo.

David Geffen intentó convencer a Johns de reconsiderar la propuesta así que éste les dio a los muchachos una segunda oportunidad. De acuerdo con el británico en el documental History of the Eagles, lo que verdaderamente lo hizo aceptarlos fue cuando los escuchó interpretar el tema “Take the Devil”. Lo que atrapó a Johns fueron las armonías vocales, un rasgo que con los años se volvió icónico.

Los Eagles van a Inglaterra o cómo se grabó su álbum debut

Los Eagles llegaron al Reino Unido con la misión de grabar su álbum debut en solo dos semanas. Se eligieron los Olympic Studios de Londres para esta tarea. Después de haber lidiado con los personajes de las bandas británicas antes mencionadas, Glyn Johns no se tentó el corazón a la hora de poner reglas en el estudio. La número uno y más importante de todas fue: no beber ni drogarse dentro del espacio.

Aunque Frey no estuvo de acuerdo al comienzo, pronto se dio cuenta de que trabajar sobrios y conscientes les vendría bien a todos. Se grabó con algunas discusiones debido a que Glyn Johns buscaba priorizar las armonías vocales así como el sonido del banjo y el piano para darle al disco una raíz Country más profunda. Henley y Frey buscaban un sonido más áspero pero al final terminaron cediendo.

La mayoría de las canciones incluidas en el disco debut quedaron listas durante aquellas dos semanas aunque algunas como “Nightingale” se tuvieron que volver a grabar en Estados Unidos para satisfacer a todos. De los 12 temas incluidos en el álbum se eligieron tres como sencillos: “Take it Easy”, “Witchy Woman” y “Peaceful Easy Feeling”. Todos lograron colocarse, por lo menos, en el Top 30 de las listas de popularidad, siendo la primera canción la mejor colocada con alcanzando el puesto número 12.

Un exitoso lanzamiento

eagles-album-cover

El disco homónimo de Eagles salió a la venta el 1 de junio de 1972 bajo el sello de Asylum Records. En su portada predomina el azul del cielo, debajo se ve la sombra de algunos cactus. Como el águila que la banda vio cuando eligieron su nombre, así aparece volando el logo del grupo en la parte superior. En el interior se puede apreciar al grupo disfrutando una fogata.

La sesión de fotos sucedió aquella vez que el grupo y sus amigos fueron a probar peyote al desierto.

Aunque Eagles ya es un disco de platino desde 2001, en aquel tiempo su puesto más alto en las listas de popularidad llegó solamente al lugar 22. La crítica lo recibió de manera positiva y con los años se le ha considerado como uno de los lanzamientos que ayudaron a darle forma al sonido Country Rock de los 70.

Lista de canciones de Eagles

Lado A

No.TítuloEscritor(es)VocalistaDuración
1.“Take It Easy”Glenn Frey, Jackson BrowneFrey3:34
2.“Witchy Woman”Don Henley, Bernie LeadonHenley4:10
3.“Chug All Night”FreyFrey3:18
4.“Most of Us Are Sad”FreyRandy Meisner3:38
5.“Nightingale”BrowneHenley4:08

Lado B

No.TítuloEscritor(es)VocalistaDuración
1.“Train Leaves Here This Morning”Leadon, Gene ClarkLeadon4:13
2.“Take the Devil”MeisnerMeisner4:04
3.“Earlybird”Leadon MeisnerLeadon3:03
4.“Peaceful Easy Feeling”Jack TempchinFrey4:20
5.“Tryin'”MeisnerMeisner2:54

Vamos a escuchar el disco debut de Eagles

El Country Rock no sería lo que es ahora sin los Eagles y ellos no serían lo que son sin que Glyn Johns los ayudara a encaminar su talento. Eagles fue fundamental para que el género ganara más y más terreno dentro de la radio y lo hizo a través de piezas sencillas, que retratan sentimientos e ideas con claridad y mucha sinceridad.

Su canción inicial no sólo es un himno de la buena onda, también un clásico dentro del repertorio de los Eagles. “Take it Easy” fue escrita por Jackson Browne (amigo de la banda desde los 60) y Glenn Frey. De acuerdo con el guitarrista, su letra busca recordarnos que no hay necesidad de agrandarse tan pronto las cosas comienzan a “salir bien”.

“El principal atractivo de la canción”, destaca Henley conversando con Rolling Stone, “…es que evoca una sensación de movimiento, tanto musical como líricamente. El romance de la carretera abierta. El atractivo de la aventura y la posibilidad”. Lo anterior, en particular el aspecto instrumental, recae en el banjo de Bernie Leadon cuya velocidad es intrépida y emocionante. Escuchemos:

Si “Take it Easy” nos muestra algunos de los mejores elementos en el estilo Eagles (mezcla de guitarra y banjo, armonías de hasta cuatro voces, ritmo pegajoso), “Witchy Woman” no se queda atrás. Más Rock que Country, la canción fue escrita por Bernie Leadon y Don Henley con la figura de la escritora Zelda Fitzgerald en mente.

Musicalmente la batería de Henley muestra influencia de ritmos indígenas de Norteamérica. Cuando escuchamos lo anterior junto a las armonías del grupo tenemos uno de los momentos más emotivos de la pieza. El solo de Glenn Frey es otro de los mejores elementos de la canción:

Bailable y animada es “Chug All Night”. Opacada por los temas más populares del disco, la tercera pieza es de las más rockanroleras; su sencillez me hace pensar en la actitud que proyectaba el grupo desde sus inicios, buscando proyectar un aire despreocupado visible desde el tema que inicia Eagles.

Los cuatro miembros de Eagles han tomado el papel de vocalista principal en distintas ocasiones, situación que permite acomodar timbres de acuerdo a lo que se quiera expresar. “Most of us are sad” en la voz de Randy Meisner es una balada que pone pausa a la atmósfera festival de las canciones que la rodean recordándonos que: “Most of us are sad / No one lets it show” (“La mayoría estamos tristes / Nadie deja que se note”).

El Country Rock tiene otra de sus mejores interpretaciones en la pieza que concluye el lado A de Eagles. “Nightingale” tiene la misma energía que “Chug All Night” y tanto su alegre riff como sus armonías están ajustadas para hacer que nos movamos al escuchar.

Train Leaves Here This Morning” es la segunda balada del LP. Fue escrita por Leadon y Gene Clark (uno de los fundadores de The Byrds) y musicalmente es la pieza más Folk de todas. Retrata a un personaje derrotado que busca tomar un tren que le cambie la vida alejándolo de donde está. El motivo del drama naturalmente es un corazón roto.

Algo que “Take the Devil” tiene en común con “Witchy Woman” es la forma en la que tejen una atmósfera inquietante e incluso sobrenatural. Los miembros de Eagles no eran ajenos al chamanismo y la magia, temas que volvieron a aparecer en futuros proyectos pero que en su debut ya se hacían visibles con estupendos riffs.

Si quieres escuchar a Leadon dirigiendo al resto con su banjo entonces “Earlybird” es la canción indicada para ti. Se trata de la pieza más breve y sureña del disco y conserva el aire evocador del tema que le antecede (esto se aprecia más en el solo de guitarra). Los pajarines que se aprecian al comienzo fueron sacados de una librería de efectos especiales.

Peaceful Easy Feeling” es otra canción clásica dentro del repertorio de los Eagles. Tanto sus armonías vocales como su instrumentación son ligeras, lo cual la coloca en el punto medio entre el Country Rock y el Soft Rock. Temáticamente se percibe como la hermana de “Take it Easy” hablándole a una generación que venía de cerrar una década con protestas sociales, escándalos políticos y una guerra en Vietnam que siguió activa hasta 1975.

Tenemos, por último una de mis canciones favoritas de Eagles y una de las que se vieron opacadas por la popularidad de los sencillos. Me refiero a “Trying’”, una poderosa pieza Country Rock de casi tres minutos en donde todas las intervenciones de guitarra se sienten perfectamente colocadas. Aunque el álbum cuenta con varios solos geniales, éste me parece el mejor logrado. Sin duda una gran manera de terminar.

Eagles, una banda siempre vigente

Estamos ante un disco que tiene todo lo que un buen álbum de Rock necesita: canciones redondas, interpretaciones bien logradas, ganchos inolvidables. Pensemos que se trata del debut de Eagles y que sus producciones más populares estaban por venir. En ese sentido, recuerdo lo dicho por Henley en Forbes ante el cuestionamiento de qué hizo que el grupo siga vigente hasta nuestros días: “Siempre nos concentramos en el oficio de componer canciones y trabajamos muy duro para que cada álbum sucesivo sea mejor que el anterior”.

Eagles, que ya celebró su primer 50 aniversario, no es mi álbum favorito del grupo pero sí uno que adelanta un estilo que se volvió icónico en los años que siguieron. Si en su debut lograron consolidarse con tantos hits no debería extrañarte que incluso los miembros se sintieran un poco asustados ante su repentina popularidad.

eagles-live
Eagles en vivo

Amados por millones, considerados como sobrevalorados por otros miles más; ése es el precio de la fama que llevó a los Eagles a dejar huella en la historia del Rock. Mi recomendación es seguir escuchando su discografía; el disco Eagles Live de 1980 cuenta con varias estupendas interpretaciones.

Si quieres seguir leyendo sobre Country Rock, Columna Musical es el sitio indicado. 1972 fue un gran año para este género y Neil Young publicó su inolvidable Heart of Gold de cuya historia te platicamos aquí. Ahora que si prefieres una agrupación más actual no dejes de leer nuestra reseña de Dragon New Warm Mountain. I Believe in You de Big Thief, que salió a la venta en 2022.