fbpx

Reseña: Jungle – Volcano

Photo of author

By Alejandro Ávila

A principios de marzo de este año sorprendió que, Jungle, el dúo británico de música electrónica, hiciera anuncio de un cuarto álbum de estudio pues, apenas este agosto se cumplen 2 años del lanzamiento de Loving In Stereo, el fenomenal tercer disco del dúo. Es así que, con tan sólo 2 años de diferencia el pasado 10 de agosto se lanzó Volcano, un álbum lleno de buena vibra, sonidos veraniegos y mucha personalidad que, muestran una fórmula de la banda ya conocida, pero, de mejor manera.

Con Loving In Stereo Jungle consiguió lo que se habían propuesto; entregaron el álbum más radial que podían haber creado hasta la fecha con canciones icónicas con “Keep Moving”, “All of the Time”, “Truth” y “Talk About It”. El resultado fue un LP lleno de hits instantáneos que, podría pensarse tiraban hacia un lado más comercial, y quizás lo fue, pero, no sacrifico ninguna pizca de calidad.

Jungle. A 10 años de su formación

Jungle apareció en la industria musical oficialmente en 2014 con su debut homónimo mediante el cual mostraron una música indie que, redefinió el género pues, ese estilo indie con el cual parecía que trabajaban era algo más que música alternativa; la música que ofrecía Jungle era una mezcla de géneros musicales en donde se combinaban bajo una perspectiva de  música retro teniendo como resultado canciones ricas en la composición musical y por supuesto adictivas.

Música soul, funk y pop de los años 70 fueron las influencias marcadas en el primer registro del dúo, consiguiendo canciones muy entrañables y sobre todo explosivas, por ejemplo, la asombrosa “Busy Earnin”.  Es así que, desde su álbum debut, Jungle consiguió tener una música muy distintiva de ellos; música alegre, con coros y falsetes que tiraban por el neo soul bajo una perspectiva dance, sí, son creadores de música para poner el cuerpo a bailar.

Jungle se compone principalmente por Josh Lloyd-Watson y Tom Mcfarland quienes han tenido una amistad desde los nueve años de edad. Tom Y Josh crecieron en Shepherds Bush, Londres; ambos asistieron a Latymer Upper School en donde cada quien tocó para distintas agrupaciones. Es en el año de 2013 que deciden formar el grupo Jungle y al siguiente lanzan su debut con el sello discográfico XL Recordings. 

Algo que caracteriza a este dúo es la estética de sus videoclips en donde tratan de dar un énfasis al arte del baile, el cual encaja perfectamente con las melodías del grupo. Otro aspecto a destacar de la agrupación es que, si bien Josh y Tom son los principales componentes de la ecuación Jungle, lo cierto es que el dúo ha decidido desarrollarse como colectivo musical, principalmente en sus actuaciones en vivo pues, en vez de producir su música mediante un ordenador, buscan generar un sonido orgánico el cual suene más seductor y sobre todo a una celebración.

Jungle Volcanopress 2023 696x442 1

Jungle 2023. Foto: AR.

Los tres álbumes que han sido publicados hasta la fecha –Jungle (2014),For Ever(2018), Loving In Stereo (2021)- han sido éxitos debido a que han generado hits pegadizos y memorables, tal es el caso de la icónica “Casio”, la adictiva “Keep Moving” y la espectacular “Time”. Cada canción tiene el mismo adn el cual es ser divertida y sobre todo bailable. Desde su debut, Jungle no ha decidido cambiar la fórmula que propusieron desde el principio.

Es verdad que me gustaría que la banda fuera más allá de sus capacidades y experimentarán con un estilo distinto, pero, lo cierto es que Jungle sigue haciendo lo mismo y sigue sonando igual de bien, siguen siendo irresistibles. Es notable el talento que tienen como productores Tom Y Josh pues, con cada canción consiguen enganchar al escucha y seducirlo en una pista de baile a través de sus sonidos. Con Loving In Stereo el dúo consiguió su gira más exitosa, pero, también diría la que más creatividad les ha traído pues, es con esta gira que el grupo empezó a dar forma a Volcano.

Un volcán a punto de explotar. La creación de Volcano

A finales del año pasado Jungle lanzó dos singles en conjunto, siendo estos la fantástica “Problemz” y “Good Times”. De estos dos singles, “Problemz” terminó estando en Volcano y vaya que fue un gran acierto, más adelante hablaré más de esta canción. Es así que, con estos dos tracks se veía que el grupo no paraba de crear canciones, de generar sonidos divertidos y placenteros.

Al terminar su última gira, Jungle entró a trabajar en los Metrópolis Studios en Londres por dos meses. Con una fecha límite marcada, el dúo tuvo que trabajar contra el tiempo y poner en marcha su creatividad, produciendo sonidos movidos y novedosos logrando así que Volcano hiciera erupción y arrojará tracks cálidos, divertidos, que, si bien no cuentan con esa instantaneidad de ser un hit, no dejan de ser adictivas y disfrutables.

Volcano es el álbum más largo de la agrupación, compuesto por 14 tracks que dan forma a 45 minutos de duración. Nos encontramos con canciones que, a pesar de poseer capas rítmicas tan complejas, no abruman al oyente, sino que, logran ser seductoras e ir directo al grano, buscan crear un momento de placer, de diversión y que mejor que escucharlas en el calor de este verano que ya se está consumiendo.  

Con este cuarto material discográfico Jungle da un paso adelante, ocupan la misma fórmula, sí, pero de distinta manera, pues dejan que cada canción fluya a su manera. Las 14 canciones de este compendio no llegan a estar a la altura de sus grandes hits radiales y eso no es malo pues, las canciones de Volcano crean una atmósfera de diversión.

Cada canción se complementa a la perfección para formar un álbum que no suena explosivo como el título podría referir, sino que, más bien, el álbum expone una erupción de muy buenas ideas materializadas en canciones que abrazan la música de los años 70 y dan forma a 14 canciones que dan guiños a la música dance pero sosteniendo el neo soul característico del dúo.

Otro cosa que destacar de este cuarto material es que Volcano expone el talento que Josh y Tom tienen como productores musicales pues, en este álbum ellos no son los protagonistas vocales pues, han invitado a 6 artistas a que participen en algunas de las canciones, tal es el caso de Erick, The Architect en “Candle Flame” o Channel Tres en “I ve Been In Love”. 

En las canciones en las que no hay colaboraciones, la voz de Jungle cae en las vocales preciosas de Lydia Kitto quien forma parte del colectivo en sus shows en vivo y comenzó a participar con el dúo en la creación del single “Keep Moving”.  

Es así que, con esta dinámica, Jungle consigue llevar su sonido a un terreno único y atractivo, en donde nos adentran a sonidos frescos y bastantes optimistas. En este compendio de canciones se alejan de la creación de baladas o de tracks a medio tiempo y en lugar de eso optan por moldear el álbum a través de canciones divertidas, que no se piensen mucho a la hora de escuchar, sino que, el efecto a la hora de escucharlas sea el simple hecho de querer pasar un buen rato.

En Volcano las referencias a la música negra siguen ahí, al igual que los géneros como el neo soul y el dance pero, este disco tiene más elementos de funk que producciones pasadas, lo cual hace que estemos ante un trabajo que tenga una construcción sónica que va más hacia la música groove. Esta dirección de sonido que la banda ha optado es acertada debido a que encaja bien con la positividad que Jungle trata de reflejar a través de sus canciones. 

De igual manera, hay algunas canciones que incorporan ritmos caribeños, lo cual hace que la paleta sonora del álbum sea más alegre y por ende más rica en las capas sonoras de cada canción pues, hay muchos elementos sonoros por descubrir en cada track. Jungle ha comentado en entrevistas que, hacer el segundo álbum fue todo un reto debido a que, se enfrentaron a la presión por repetir el éxito de su debut; el replicar otra “Busy Earnin” les dificultó la creación de su segundo álbum, cosa que no sucedió para esta cuarta producción.

Si por si solos Jungle suenan demasiado bien, ahora en compañía de artistas de gran nivel hacen que sus canciones tomen una dirección distinta pero acertada. El incorporar a artistas como Erick, The Architect o Channel Tres dan frescura al sonido del dúo pero, no lo hacen desconocido; las colaboraciones de los artistas invitados son precisas puesto que cada artista se incorpora bien al sonido de Jungle.

Por otra parte, Volcano en la parte promocional presenta una serie de videos que elaboran una narrativa conceptual. En estos videos nos adentramos a un programa televisivo en donde Josh y Tom representan a metaestrellas en esta narrativa que nos presenta a los personajes de Will y Mette quienes protagonizan esta serie de videos en donde tratan de permanecer juntos.

Con Volcano Jungle ha conseguido elaborar un álbum divertido, fresco, bailable y adictivo desde la primera escucha. Es la producción más larga de la agrupación, pero es la más redonda pues, de principio a fin no hay un punto muerto en el disco; la producción cuenta con canciones bailables que brillan por ser únicas entre cada una.

El hecho de que Josh y Tom no tengan gran protagónico en la parte vocal es algo que, al principio puede parecer extraño, hace pensar que no estamos ante un  álbum de Jungle pero, a medida que los sonidos de fiesta empiezan a apoderarse del álbum uno se va dando cuenta que estamos ante el sonido más puro que Jungle ha podido ofrecer en algún álbum.

No esperes encontrar hits instantáneos porque no los habrá, el dúo se ha dado el lujo de ofrecer canciones que fluyan a través de un sonido cálido y electrizante; un sonido que encenderá los sentidos por sus texturas de metales, de cuerdas, y una gran variedad de instrumentos que dan forma a canciones festivas que en conjunto forman una celebración que muestra la gran erupción sónica que Jungle ha preparado para su cuarto material.

Una erupción de sonidos veraniegos. Reseña.

Desde que inicia el álbum, la fiesta se manifiesta a través de coros infantiles y melodías positivas que anuncian que Jungle está de regreso. Desde el inicio Jungle muestra el gran manejo que tiene sobre sus influencias musicales y principalmente cómo sacar provecho de ellas para nutrir su sonido. Es así que, en “Us Against The World” el dúo entrega una pieza de Groove que abre y se sostiene mediante una línea de bajo bien ejecutada que va tejiendo el sonido de la canción a través de la incorporación de coros infantiles y una melodiosa voz de Lydia Kitto que suena fascinante.

El track es una introducción contundente debido a que es una canción infecciosa y muy pegadiza. No se siente como un hit instantáneo, pero, eso no quita que la pieza enganche desde el primer momento, mostrando una producción elegante y muy bien trabajada. Se percibe más un resultado mejor producido que orgánico, cosa que no es malo pues, este track es el primer ejemplo de cómo las canciones de Volcano son melodías que cuentan con una mayor producción que canciones anteriores.

En la segunda canción nos encontramos a una pieza que da la sensación de pertenecer a un club nocturno debido a que goza de beats casi agresivos que dan la idea de estar ante un track que entraría en el terreno del techno. “Holding On” deslumbra por tener un ritmo punzante y una voz de soul característica del grupo se vuelve en una continuación digna del primer track del álbum. Con estos dos primeros cortes nos adentramos a un álbum que busca ser fiestero y en dónde encuentra la diversión en cada beat o percusión con la que cuenta cada canción.

Al llegar al track tres y hasta el sexto nos encontramos con melodías que tienen todo el ADN de Jungle. Con “Candle Flame” Jungle entrega una melodía adictiva, un hit que engancha por sus falsetes emitidos por Lydia Kitto pero que contagia aún más por el hip hop que aporta Erick, The Architect a la melodía. Sostenida en un beat que está en constante loop el track logra ser hipnótico y muestra una evolución sónica en la creación de un éxito por parte de Jungle.

En cambio, con “Dominoes” Jungle juega más con el sonido característico de un hit clásico; el track se mantiene en un bajo hipnótico y en una cama de sonido de fondo que seduce, la pieza es una canción clave en el álbum que conquista por sus voces candentes y seductoras que hay en los coros.

Así llega la balada veraniega “I ve Been In Love” que inmediatamente emite sensualidad a través de sus sintetizadores y de una letra que emite amor a cada instante. Esta canción tiene la participación de Channel Tres, quien realiza una aportación acertada a la melodía volviéndola más sensual y adictiva.

Con “Back On 74” tenemos una canción que goza del manejo de metales que hacen juego con un bajo adictivo y que dejan lucir una melodiosa voz de Lydia Kitto que va de menos a más a través de un falsete encantador. La canción tiene varios matices en su construcción y un aporte acertado es la incorporación de elementos acústicos como cuerdas que hacen que el track se vuelva más dinámico y contagie por ser un tema dulce en su sonido.

“You Aint No Celebrity” es un track lento, pero, son sus beats hipnóticos los que crean un atmosfera techno dance que dejan lucir la voz de Kitto y de igual manera luce la participación de Root Manuva dando mucho estilo al track que con un bajo marcado construye una melodía elegante pero que, no pierde ninguna pizca para no ser bailable. La diversión llega con “Coming Back”, que con sus coros consigue ser divertida y transmitir mucha alegría a través de un beat y congas que hacen que la canción sea disfrutable y dinámica desde que inicia.

“Dont Play” es un track más electrónico que la mayoría de las canciones de este álbum; el track podría pensarse como una melodía de Daft Punk pero con la personalidad soul que Jungle aporta. El track es bailable en todo momento y es una melodía que siempre está en constante acción por lo que es adicción asegurada.

Con “Every Night” y “Problemz” tenemos dos canciones adictivas, bailables y que relucen por su composición sonora. La primera es exótica por la implementación de ritmos tropicales y por incorporar coros infantiles que hacen que el estribillo suene a una a una celebración triunfante. Es una erupción de emoción lo que este track puede llegar a dar a través de un estribillo lírico que se repite constantemente pero que en ningún momento gasta esa alegría que da desde el primer momento, además de que la presencia de un pequeño riff de guitarra le da más brillo a esta emotiva  rola.

En “Problemz” (la primera canción conocida de Volcano) tenemos una demostración de cómo  con una flauta Jungle puede crear un track hipnótico y memorable que nos transporta a un terreno dance en dónde salen a relucir una gama de sonidos folclóricos que dan mucho color al track.

En “God At Breaking Hearts” pareciera que el grupo pierde esa diversión que traía en los tracks iniciales, es como si la bola de disco se hubiera detenido y en su lugar un bello atardecer cálido se hiciera presente. La melodía nos prepara para el final, es un dance veraniego que crea un cálido momento.

Las congas de “Palm Trees” nos preparan aún más para el final de esta erupción Volcánica; el track se siente orgánico y ofrece una letra melosa que hipnótica hasta el final. El beat orgánico a través de instrumentos en “Pretty Little Thing” nos entrega una canción seductora y que finaliza de manera efectiva el álbum. Con la compañía de Bass, tenemos un track que contagia por sus estribillos y por un rap ardiente que nos lleva al final de esta erupción de sonidos.

Después de la erupción. Post Crítica.

Volcano es un álbum que desde el primer momento inyecta felicidad y mucha buena vibra al oyente. Es una producción muy bien trabajada que, muestra el gran talento de Josh en la producción y mezcla del álbum en general. Las canciones de este compendio no son hits instantáneos que brillan por si solas sino que, son canciones adictivas que en conjunto hacen que el álbum sea ardiente y cautivador desde el inicio hasta el final.

columna-musical-80

Si bien no consigue superar al fantástico Loving In Stereo en la construcción de hits, si lo supera en ser un álbum mejor cohesionado y que en todo momento fluye de felicidad y de un sonido tan cautivador que te será irresistible no querer bailar alguna de estas 14 canciones. Volcano se presenta como un paso adelante en la carrera de Jungle, muestra que si bien el dúo sigue ocupando algunos de los mismos trucos eso no les quita que sigan siendo fascinantes y cautivadores como lo fueron en su debut, además de que muestran el gran nivel de productores musicales que poseen.

En Columna Musical tratamos de traerte las reseñas de lo más nuevo de la industria musical. Si quieres disfrutar de un álbum que este en sintonía con el de esta reseña, te invitamos a que cheques nuestra reseña al sensacional That! Feels Good! de Jessie Ware un álbum fiestero con el cual pasarás un muy buen rato, o si te gusta más los sonidos rockeros de la decada de los setenta, échale una leída a lo que opinamos sobre Starcatcher el nuevo álbum de Greta Van Fleet.