fbpx

Reseña: Radiohead – Pablo Honey

Photo of author

By Lleimz ML

A finales de febrero, Pablo Honey de Radiohead cumplió 30 años. Pablo Honey no significaría nada si no fuera la génesis de la banda más importante de las dos primeras décadas del siglo XXI: Radiohead.

Pablo Honey es un álbum que, para muchos fans de Radiohead e incluso para la propia banda, parece que no existe. Sin embargo, negar su existencia es completamente inútil, ya que en este álbum se encuentra el éxito más grande de la carrera de Radiohead. Aquel que, por años (hasta el lanzamiento del revolucionario Ok Computer en 1997), haría que la banda fuera considerada un “one-hit wonder” en varias partes del mundo: “Creep”.

Pablo Honey, un álbum rechazado y negado por sus creadores.

Adentrémonos en los años 80, cuando se fundó Radiohead bajo el nombre de On A Friday. Con el paso del tiempo y las reuniones semanales para tocar, la banda completó su formación clásica: Thom Yorke en la voz y guitarra, Johnny Greenwood en guitarra principal, Ed O’Brien en guitarra rítmica, Colin Greenwood en el bajo y Phil Selway en la batería. Su música estaba altamente influenciada por artistas alternativos de la época, como los reyes de ese movimiento en Inglaterra: The Smiths.

On A Friday cambió su nombre a Radiohead en honor a una canción de Talking Heads. La banda siguió el camino típico de los grupos en esa época, girando como una banda pequeña hasta ir creciendo en popularidad y ser fichados, afortunadamente, por un cazatalentos de una disquera importante.

Así, en 1992 Radiohead entró al estudio para grabar Pablo Honey, que debutaría a finales de febrero de 1993.

Los álbumes debut solo tienen dos caminos: pasar desapercibidos o ser un tremendo éxito y ponerse en el radar de muchas personas. “Anyone Can Play Guitar” fue el primer sencillo de la banda para promocionar el álbum en el Reino Unido. La canción, con una clara influencia guitarrera del rock alternativo de la época como el de otros de sus héroes (R.E.M.), pasó sin pena ni gloria.

En pleno auge del britpop, con bandas como Blur, Pulp y Suede (Oasis aparecería un año después), Radiohead no formaría parte de ese movimiento y nunca sería considerada dentro de ese subgénero. De hecho, lo detestaban. Quizás, si se hubieran subido a ese barco, estaríamos hablando de otro destino tanto para ellos como para nosotros.

Lanzaron “Creep” después, y aunque generó un poco más de ruido, tampoco tuvo un gran impacto. Sin embargo, al otro lado del Atlántico, otro subgénero musical estaba en pleno apogeo, y alguien llevó “Creep” a las radios estadounidenses a finales de 1993. La canción se convirtió en un éxito masivo, llegando a los primeros lugares. Nadie lo esperaba; la banda ya se estaba dando por vencida con su debut, pero, inesperadamente, el éxito llegó.

Pablo Honey
Radiohead en 1994. Foto : Jay Blakesberg

Todos conocemos la historia: en 1991, en Estados Unidos, dos bandas con un estilo de rock crudo y depresivo lanzaron las piedras angulares de un nuevo subgénero: el grunge. Nirvana, por un lado, con Nevermind, y Pearl Jam, por otro, con Ten. El grunge pasó de ser una moda a la definición de un estilo de vida y de reconocimiento generacional. Aunque lanzaría sus últimos coletazos en 1996, dando paso al rock experimental electrónico y a la música dance de fin de milenio, dominó toda la primera mitad de los 90.

Es en 1993 cuando “Creep” de Radiohead entra en escena. Su letra, melodía y coro distorsionado hicieron click con la generación X, “But I’m a creep, I’m a weirdo, What The Hell I’m doing here? I don’t belong here” (“Pero soy un rechazado, un bicho raro, ¿Que diablos hago aquí?, No pertenezco aquí“).

“Creep” se volvió un fenómeno tan masivo que llegó a los primeros lugares de las listas en la mayor parte del mundo en 1994, a Radiohead solo se le pedía en los programas que tocaran “Creep” y ya, la banda no soportaba tanta fama… y aburrimiento. Infame es una grabación de MTV en una casa con alberca donde Yorke actúa de manera errática a modo de burla. Desde antes de que fuera un éxito, ya había alguien que estaba harto de la canción y la aborrecía: Johnny Greenwood.

Durante las grabaciones de la canción, Greenwood consideraba a “Creep” como “jodidamente aburrida de tocar”, y a pesar de llevar todo el arpegio central de guitarra, confesó: “Al llegar al puente antes del coro, siempre quise arruinarla, así que se me ocurrió meter golpes distorsionados con la guitarra, no importando dónde golpeara, siempre eran sonidos en mute”. Thom Yorke añadió: “Ese sonido golpeado de guitarra era Johnny tratando de arruinar la canción”.

Sin embargo, más que arruinarla, Greenwood (un genio, compositor de partituras y creador de bandas sonoras de películas, tres veces nominado al Oscar) le dio vida a esa aburrida balada, y el productor Sean Slade consideró que eso tenía que quedar en el álbum.

Me he extendido bastante en la historia de “Creep” porque es uno de esos casos donde una canción opaca a un álbum entero, y eso fue lo que le sucedió a Pablo Honey. Uno entiende que, al ser un álbum debut, existan bandas que no tengan claro hacia dónde quieren llegar, pero sucedió que quienes lo compraron en América esperaban más sonidos grunge y quienes lo compraban en el Reino Unido esperaban algo que tuviera algún destello del britpop. Pablo Honey no es ni una ni otra cosa; es una banda debutante que no sabe a dónde dirigirse.

En todo caso, la canción abridora “You” puede ser considerada de las mejores del álbum por su distorsión guitarrera y es de las más contundentes en ese aspecto. “How Do You” ya da una pista de los delirios en guitarra, sello de Johnny Greenwood que acompañaría a Radiohead desde entonces. “Stop Whispering” sería el sencillo que seguiría al famoso tema que los colocó en el mapa, y es de lo mejor del álbum, todavía verde pero perfilando ese estilo de balada rock alternativa con guitarras elevándose que estallaría por completo en el siguiente álbum, el magistral The Bends.

Después de esto, tenemos el que, a mi juicio, es el mejor track de todo el álbum, la desgarradora “Thinking About You”. Una pieza que, como podrán adivinar es un canto de amor, de desamor más bien, con letras tan hermosas y tristes como: “All the things you got, All the things you need, Who bought you cigarettes, Who bribed the company to come and see you, honey?” (Todas las cosas que tienes,Todas las cosas que necesitas, ¿quién te compró tus cigarros, quién sobornó a la compañía para venir a verte, cariño? ).

La canción está completamente tocada por unas guitarras acústicas y un breve solo de guitarra eléctrica a mitad del tema. Sobresale por su desnudez, su sinceridad abrumadora, y tanto para los fans como para la banda misma, es la canción más querida del álbum y una que tocan de forma constante en sus giras.

“I’ve been thinking about you, so how can you sleep?, These people aren’t your friends, they’re paid to kiss your feet. They don’t know what I know, Why should you care, when I’m not there?” (“He estado pensando en ti, ¿cómo puedes dormir?, Esta gente no es tu amiga, les pagaron para besarte los pies, no saben lo que yo sé, ¿por qué debería importarte cuando no estoy ahí?”).

“Ripcord” es un tema muy mediano en la vertiente de un estilo musical parecido al de sus ídolos The Smiths. “Vegetable” posee buenos punteos de guitarra y es un track agradable con un buen arreglado coro distorsionado y cambio de ritmo. “Prove Yourself” también es otro de los mejores temas del disco; aquí se va perfilando, como en algunos temas anteriores, que estos músicos tenían potencial.

Sin embargo, en “I Can’t”, el álbum pega otro bajón, y es que ese es el problema de Pablo Honey: canciones buenas que conviven con otras dispares y de menor calidad. Es un disco de altibajos muy pronunciados. “Lurgee” es otro de los temas más recordados de este LP y es una canción que puede ser la que más se acerque al estilo britpop de ese entonces. De cualquier forma, es buena y de las más rescatables de Pablo Honey, también es de las que se siguen tocando en los conciertos.

Terminamos Pablo Honey con una nota extraña, una canción ajena a lo que veníamos escuchando, y eso se agradece. Posee un sonido inicial un tanto misterioso e incluso western. “Blow Out” es uno de los temas favoritos de los fans y de Radiohead en su época temprana, no es difícil saber por qué. Es una canción que va llegando a un clímax y de alguna forma nos adelanta con la suave y melancólica voz de Thom Yorke el futuro que se venía encima para la banda.

Pablo Honey, un disco mucho más propositivo que solo “Creep”

La banda y sus fans, desde su ascensión al Olimpo del rock con la trilogía incontestable The Bends/ Ok Computer/ Kid A, han considerado a Pablo Honey como su peor álbum. Muchos fans incluso lo omiten a la hora de escuchar la discografía de los de Oxford. Actualmente, con 9 álbumes de estudio de Radiohead, Pablo Honey es un disco que ha quedado en el olvido o fuera de la discusión.

En parte, esto se debe al snobismo de varios de los fans de Radiohead. Su actual categoría de banda de art rock y cerebral no concibe un álbum que tenga un tema como “Creep“. Tampoco ayudó que, durante década y media, la banda odió la canción y que prácticamente fuera quemada hasta la saciedad por el público casual que solo les conoce esta canción, explotada en series, películas y demás. Sin embargo, el grupo y “Creep” hicieron las paces en la década de los 2010, volviendo a tocarla después de más de quince años. Además, la banda ha hecho una reinterpretación de la canción que, al escucharla, sí suena más al Radiohead actual.

Pablo Honey tiene el pecado de tener un tema tan popular para unos fans que son bastante ‘especiales’ pero además es un disco que no sabe hacia dónde dirigirse aunque eso sí, las raíces de lo que se convertiría la banda en el futuro aquí en algunos momentos se pueden notar. ¿El peor disco de Radiohead? El menos bueno sin duda, pero es que no se sabía el monstruo en el que se convertiría la banda.

La portada de Pablo Honey nos muestra a un bebé llorando, es la primer lágrima de una agrupación que tomaría el llanto a su favor para retratar en el futuro depresión y existencialismo a partes iguales.

columna musical 73

En Columna Musical tenemos esta sección de retro reseña para hablar sobre discos interesantes a través de la historia. Pero también tenemos reseñas de discos de actualidad como el reciente album de Yves Tumor o el más reciente de M83.

Aquí nos leemos.