fbpx

Reseña: Korn – Requiem

Photo of author

By Berrouns

El 2022 ha iniciado con interesantes propuestas musicales, tanto de músicos contemporáneos como de agrupaciones que podrían ser consideradas como veteranas, como el caso de Korn. Esta banda del género conocido como nu metal surgió en la escena musical en el año 1994, y a pesar de que muchos grupos de aquellos años ya se encuentran extintos, no es el caso de Jonathan Davis y compañía, quienes nos presentan uno de los mejores discos de su carrera: Requiem.

Grabado completamente durante el confinamiento a causa del COVID-19 y co-producido junto a Chris Collier, Requiem se lanzó el 4 de febrero de 2022 y es el disco número 14 de Korn, quienes se aproximan a las tres décadas de carrera musical. La trayectoria de la banda comenzó con mucha fuerza durante los noventa ayudando a popularizar y a establecer el nu metal tanto en estaciones de radio como en MTV.

Como muchas otras bandas de rock, han tenido altibajos durante su trayectoria e incluso han estado cerca de separarse definitivamente. Pero lo que demuestra Requiem, es que continúan muy unidos y haciendo lo que mejor saben hacer: creando música que llena de adrenalina a nuestros oídos.

James Shaffer Korn Requiem
Brian “Head” Welch

Requiem: un lamento optimista para las almas ausentes

El disco anterior titulado The Nothing, el cual se lanzó apenas en el año 2019, es considerado tanto por crítica como por sus propios fans como uno de los más oscuros y deprimentes de Korn. Eso se debió en gran parte a que en los meses previos a su lanzamiento, Davis perdió tanto a su madre como a su ex esposa, llevando a que escribiera temas que expresaron su sentir en ese momento.

Jonathan Davis de Korn
Jonathan Davis

En contraste, a pesar de que el significado real de la palabra ‘requiem’ deriva de las misas fúnebres y de los cantos de lamento que se interpretaban en ellas, Requiem de Korn nos refleja una actitud mucho más positiva y hasta llena de esperanza en la letra de sus canciones. Esto no significa que haya cambiado el estilo musical de la agrupación y que todo ahora sea de color rosa, pero sí demuestra una madurez por parte de Davis en su composición y, de cierta manera, también se podría decir que no desean fomentar la angustia social que vive el mundo por culpa de la pandemia.

Requiem es un disco rápido y fuerte, tal como a los aficionados de Korn les gusta. Cuenta con tan solo nueve temas y la mayoría de ellos no rebasan los tres minutos con treinta segundos de duración, lo que da como resultado un disco que apenas rebasa la media hora de longitud con un tiempo total de inicio a fin de 32:36 minutos. (Aunque existe una edición deluxe lanzada en Japón que incluye un tema adicional titulado “I Can’t Feel” que le agrega casi cuatro minutos más.)

Un sonido de Korn muy familiar

El primer sencillo de Requiem fue el tema “Start the Healing”, que como bien nos indica su nombre, habla sobre el proceso de sanación emocional por el que atravesó Davis en los últimos años, y lo complicado que es salir de ese abismo emocional cuando parece que no existe una escapatoria clara. Su voz también suena más melódica y hasta calmada, la cual contrasta con la fuerza bruta del coro.

El video refleja ese contraste mencionado, utilizando imágenes surrealistas que encajan perfectamente con el micrófono de Davis diseñado por el fallecido artista visual H.R.Giger. Hasta el momento, es el único video oficial del disco:

Puede que “Star The Healing” haya sido su primer sencillo, pero el disco inicia con “Forgotten”, el cual, a mi parecer, es de esas canciones ideales para iniciar un concierto ya que inicia con mucha fuerza seguido de vocalizaciones melódicas. El puente de la canción en el minuto 2:11 daría pistas al público para iniciar rápidamente el llamado mosh pit o slam que no puede faltar en sus presentaciones.

Y como había mencionado previamente, la letra continúa con la actitud de rehabilitación emocional ante sentimientos de depresión. Lo vemos en versos como “I want to be free, You won’t allow it, it makes me drop to my knees, What I must do to appease?”.

El disco continúa con “Let The Dark Do The Rest”, canción que inicia con mucha mayor fuerza y que se asemeja aún más al estilo tradicional de la banda. Su puente musical nos presenta un sentimiento de calma con letras que hacen alusión a querer dejar atrás un pasado que nos corrompe, y su solución para ello es hacerle frente con furia.

El resto de los temas mantienen la misma línea, donde el protagonista de cada una de ellas admite que tiene un problema emocional y que necesita ayuda. Lo escuchamos muy claramente en canciones como “Lost In The Grandeur”, “Hopeless And Beaten”, “My Confession” y “Disconnect”, específicamente de ésta última en versos como:

The pain I have I can’t conceal, The hurt inside is dark so real, The feeling is divine, This duality aligns, I could never let go, The concept of dark and light, One tries to pull me in, One gives me strength to fight”

El disco cierra con uno de sus temas más fuertes y extensos del mismo, con una duración de 4:02. Se titula “The Worst Is On Its Way”, el cual cierra de manera espectacular el álbum, tanto del lado musical como por la temática del resto de las canciones. Debido al nombre de la canción, podría parecer que se trataría de un tema pesimista, pero es todo lo contrario. En él, admiten que las situaciones inesperadas del pasado serán las últimas que afrontemos en la vida, ya que de hecho deberíamos estar conscientes de que habrá muchas más en el futuro y la mejor manera de afrontarlas es preparándose para ello.

Además, Davis sorprende gratamente al realizar su famoso scat improvisando sonidos en lo que podría considerarse el puente de la canción, que nos remontan a los orígenes de la banda, como si se cerrara un ciclo completo que remonta a sus inicios. Específicamente del popular tema “Freak On A Leash”, esto pueden escucharlo a continuación a partir del minuto 2:12, así como en los últimos instantes de la canción:

Evolución y tradición en el nuevo disco de Korn

Korn Requiem
Korn: Requiem

Los cinco integrantes principales de esta banda ya superan los 51 años de edad, sin embargo se siguen escuchando con la misma energía que tenían en su primer disco. Requiem, el nuevo disco de Korn refleja esa evolución en sus letras con temáticas enfocadas en la salud mental, la depresión y el cómo enfrentar los problemas emocionales.

Es un álbum que se siente muy rápido y muy bien planeado. De hecho, el haberlo grabado durante la pandemia les evitó sentirse presionados para terminarlo, lo cual les permitió trabajar en varios detalles de las canciones para mejorar su sonido. Es un disco que le gustará a los fans de vieja escuela de Korn que seguramente también han ido evolucionando con el paso del tiempo.

columna-musical-88

No dejes de revisar nuestras otras reseñas aquí en Columna Musical donde encontrarás algo para todos los gustos, como lo nuevo de The Weeknd titulado Dawn FM o Blue Banisters de Lana del Rey.

3 thoughts on “Reseña: Korn – Requiem”

  1. En la foto del guitarrista pusieron que es James “Munky” shaffer cuando el de la foto es Brian “Head” Welch, estoy muy de acuerdo con la reseña, es un gran disco.

Comments are closed.