fbpx

Reseña: Kevin Morby – This is a Photograph

Photo of author

By Aureliano

Hay momentos en la vida en los que volver a casa, o a cualquier espacio que consideremos seguro, se vuelve un proceso necesario para reconectar con quienes somos. Para trabajar en su séptimo álbum, el texano Kevin Morby viajó a Memphis, Tennessee en donde, entre otras cosas, se dedicó a revalorar la muerte. Así nació This is a Photograph, disco cuya reseña podrás leer a continuación.

Repaso de la carrera de Kevin Morby

Kevin Morby llegó a Brooklyn a mediados de la primera década del 2000. Comenzó tocando con una banda de Rock Psicodélico llamada Woods con quienes publicó cuatro álbumes de 2009-2012, luego vino su etapa con The Babies, más indie pero igual rockeando; con esta agrupación lanzó un par de discos en 2011 y 2012.

Con el pasado atrás, Morby se mudó a Los Ángeles. Su disco debut se lanzó en 2013, en Harlem River se le escucha tocando un Folk cercano a la psicodelia y la experimentación, la canción homónima, por ejemplo, dura más de nueve minutos con varios momentos de improvisación. Este álbum incluso contó con la colaboración de Cate Le Bon (ella también lanzó un disco este año, se llama Pompeii y ya lo reseñamos).

kevin-morby

Después de su siguiente LP, Still Life (2014), el cantautor se acercó más al sonido del Rock Independiente. Su talento comenzó a ser mejor recibido por la crítica y una de sus canciones más populares, “Parade”, aparece aquí. Entre mis favoritas se encuentra “The Ballad Of Arlo Jones”, te la recomiendo. En 2016 se estrenó Singing Saw bajo el sello de Dead Oceans, que es hasta la fecha su álbum más celebrado, tanto por la crítica como por sus seguidores, “I Have Been to the Mountain” es todo un clásico y ayudó a poner en el radar a su autor.

City Music (2017) lo hizo regresar a la cuna de su desarrollo musical, Nueva York, con un sonido notoriamente influido por lo hecho por The Velvet Underground. Oh My God (2019) es tal vez su proyecto más ambicioso y un claro antecedente de su nuevo disco, su exploración sonora lo llevó a armar complejas atmósferas sonoras basadas en arreglos de vientos y cuerdas.

Así llegamos a Sundowner (2020) el cual se completó antes de lo previsto luego de que el encierro derivado del COVID-19 lo obligara a trabajar desde casa. Su sonido fue una ruta muy distinta en comparación con Oh My God, optando por algo minimalista en varios casos, y libre para sonar Lo-fi si eso mejoraba sus canciones. Dos de las pista favoritas son “Campfire” y “Valley”.

This is a Photograph: ¿Cómo se concibió?

En enero de 2020 un suceso le cambió la vida al músico. En medio de una cena familiar su padre colapsó. Aunque lo anterior no derivó en muerte sí fue lo suficientemente impactante como para hacerlo reflexionar sobre la fragilidad humana y lo inesperada que es la muerte en la gran mayoría de sus casos.

Aprovechando la época de cuarentena, Morby y su madre decidieron quitarle el polvo a las fotos viejas de la familia encontrando la fotografía que dio título a su siguiente disco, en ella aparece su padre, cercano a su edad actual (es decir, a mediados de sus 30) descansando sin playera en su jardín de Texas.

“Es como una ventana al pasado,” le cuenta Kevin Morby a SPIN al tocar el tema de las fotografías y su valor, “pero cada una está restaurando el momento presente literal. Puedes contextualizarla y mirarla desde muchos ángulos diferentes, y contaría una historia diferente dependiendo de cuándo y dónde la mires. Es parte de lo que me parece tan fascinante de las fotos familiares antiguas”.

kevin-morby-new-album

Era 2020 todavía pero el músico decidió viajar a Memphis, Tennessee para comenzar a escribir su siguiente disco. Se hospedó en el Hotel Peabody y aprovechó las pocas semanas que tuvo a su disposición para ir a hacer turismo mortuorio por la ciudad. Visitó la parte del Río Mississipi en donde se ahogó Jeff Buckley, el hotel en donde asesinaron a Martin Luther King Jr., la casa donde Elvis Presley pasó sus últimos días, entre otros.

Con la visita terminada, el músico voló a Nueva York en donde el músico y productor Sam Cohen le prestó su estudio. Más de 25 músicos colaboraron en el álbum, el cual tuvo una segunda serie de sesiones en los estudios de Sam Phillips ubicados en Memphis.

This is a Photograph fue publicado por Dead Oceans el 13 de mayo de 2022. Hasta ahora cuenta con tres sencillos: “This is a photograph”, “Rock Bottom” y “A Random Act of Kindness”. La portada muestra un predominante color ocre, en medio aparece el artista, está cabizbajo y su cabello le oculta el rostro, a sus lado hay dos bocinas y detrás, formando una esquina, lo acompañan varias fotografías.

Crítica de This is a Photograph

This is a Photograph es un álbum con una hechura que se aprecia en la riqueza de texturas que adornan cada uno de los 13 temas que lo componen. Si de géneros hablamos sus piezas se mueven entre lo Americana y lo Folk (con sus respectivos acercamientos al Rock, al Country, etc) con un extenso uso de instrumentos de cuerdas que le permiten construir paisajes sonoros que facilitan la sensación evocadora que envuelve todo el proyecto.

Líricamente las pistas tienen una tendencia a regresar al pasado, utilizando el filtro de la memoria para dibujar desde escenarios hasta situaciones y personajes. De pronto se vuelven confesionales e introspectivos sin por ello alejarse del estilo narrativo que Morby ha cosechado desde sus primeras producciones. Más allá de lo anterior, los grandes hilos conductores (no siempre visible pero sí detrás de varios versos) son la muerte y la nostalgia por lo pasado.

Luego de una breve introducción cuyos sonidos ambientales nos dibujan un escenario familiar con la voz de una niña, varios pasos y aves afuera de la ventana, comienza “This Is a Photograph”, la cual se puede seccionar con facilidad cuando notamos cómo va robusteciéndose con más instrumentos y texturas hasta alcanzar una estridencia más cercana al Rock Alternativo que al Folk mientras canta a todo volumen: “This is what I’ll miss about being alive / And this is what I’ll miss after I die” (“Esto es lo que extraño de estar vivo / Y esto es lo que extrañaré después de morir”).

La pieza se construye a partir de las diferentes fotos familiares que la voz lírica encuentra, primero la del padre, luego la de la madre y se apoya en la habilidad del autor que dibujar imágenes muy claras. Escuchemos:

La siguiente pista, “A Random Act of Kindness” es, gracias a su instrumentación, más Chamber Pop que Americana. La manera en la que está construida es un rasgo que se repetirá en otras ocasiones en donde escuchamos un crescendo al que se le van sumando nuevas capas musicales hasta que alcanzamos un clímax cerca del minuto final. En el caso de este tema me gustó el cello nervioso cuyo arco toca tan rápido que me recordó por momentos al Rock Sinfónico de Electric Light Orchestra.

Así que llegamos a “Bittersweet, TN” y con ello a la primera canción completamente campirana del álbum. Los sonidos de las guitarras, el banjo y el violín melancólico rápidamente nos transportan a un rancho o una cabaña entre los árboles, en donde las voces de Morby y Erin Rae (un nuevo talento del Folk originaria de Nashville) se complementan de manera tan natural que lo que comienza como un intercambio de estrofas termina con un emotivo intercambio de versos.

Como te había contado, la muerte fue uno de los motores detrás de This is a Photograph y el siguiente tema, “Disappearing”, está inspirado por Jeff Buckley quien decidió meterse a nadar al Río Mississippi en 1997 para nunca más volver a salir. Esta canción Folk Rock posee un ritmo relajado que arranca con una condena: “All the people you knew were all mad at you” (“Todas las personas que conociste estaban enojadas contigo) y, conforme avanzamos, la letra nos encamina hacia el concepto de desaparecer.

Como otros temas del disco, aquí somos testigos del momento más emotivo en la última sección. La letra se convierte en una advertencia de las aguas del río y todo se convierte en una dramática pieza de Soul. Escuchemos:

Como te conté, un rasgo común en los álbumes de este artista es incluir por lo menos una canción de más de cinco minutos, “A Coat of Butterflies” es la pista que cumple con dicha función. Es también uno de los temas mejor construidos del disco. La atmósfera se construye desde los primeros segundos gracias al sonido del agua fluyendo y luego, musicalmente, se distingue por el sonido de un arpa y un saxofón.

Siguiendo el hilo temático de la pieza que le antecede, aquí volvemos a escuchar referencias sobre Buckley y la muerte por agua. Líricamente destaco la facilidad de Morby para sonar poético: “And just like birds my words would fly / And as they’d take flight then so would I” (“Y al igual que los pájaros mis palabras vuelan / Y así como ellos alzan el vuelo yo también me elevo”) así como su talento para mostrar imágenes sumamente detalladas. Así suena:

Tanto “Rock Bottom” como “Five Easy Peaces” son las canciones más rockeras del disco. La primera dura menos de tres minutos, tiene un cencerro animado, un solo de guitarra cumplidor y la incorporación de Cassandra Jenkins (cuyo disco An Overview on Phenomenal Nature fue uno de nuestros favoritos de 2021) como segunda voz para darle un timbre jubiloso. El hecho de tomarse tan en serio me trajo recuerdos de The B-52s.

La segunda pista es menos festiva y se construye alrededor de un piano. Tanto sus arreglos de cuerdas como los rasgueos de la guitarra eléctrica suenan como si hubieran sido grabados en el granero de Neil Young.

La siguiente pieza también se construye sobre los acordes de un piano. Dedicada a su pareja Katie Crutchfield de la banda Waxahatchee, en “Stop Before I Cry” escuchamos a Morby en su faceta más sincera y vulnerable. Junto con “A Coat of Butterflies” ésta es una de las pistas que mejor aprovechan su duración entregándonos una holgada narrativa musical cuyas voces de pronto llevan el sonido Americana hacia los terrenos del Soul.

En “It’s Over” el músico nos empieza a dirigir hacia el cierre del disco. Canta con la nostalgia de quienes voltean a ver al pasado anhelando los días de juventud despreocupada (en este caso recuerda a sus primeras bandas). La voz de Jenkins regresa para colorear las armonías de esta última canción con tinte Folk Rock que además cuenta con una genial línea de bajo y una flauta que me hizo pensar en Canned Heat.

This is a Photograph concluye reiterando su origen melancólico. Volviendo al pasado, a la infancia, al lugar seguro. Musicalmente “Goodbye to Good Times” es una canción de Americana cuya slide guitar se lamenta igual que el vocalista. Aquí Morby es más narrador que cantante y es que, al más puro estilo de Bob Dylan, nos da un paseo por diferentes escenas de su infancia al tiempo sin mucho interés en la melodía de su propia voz. Gracias a la riqueza de todas sus texturas funcionando en conjunto esta pieza concluye de gran manera el álbum.

El más reciente álbum en la discografía de Kevin Morby

kevin-morby-tour

Uno de los rasgos que más me agradaron de escuchar This Is a Photograph es su facilidad para reinventarse entre una canción y otra. Si bien el Folk es el género que mayor representación tiene, son las variantes y las diferentes combinaciones con Rock, Soul lo que hace que no se sienta repetitivo. Su trayectoria por la escena independiente le ha dado a Kevin Morby la experiencia para dotar de personalidad cada uno de los temas que conforman su séptimo álbum de estudio.

Lo único que no me terminó de convencer del nuevo álbum de Kevin Morby es que, aunque cada canción venga adornada de una forma única y esplendorosa, varias se sienten demasiado lentas a la hora de avanzar hacia su punto más alto en el minuto final. Menos es más y varias piezas se habrían ejecutado mejor con una progresión más ágil en un periodo de tiempo menos extenso. A pesar de lo anterior, lo mejor de las características de este músico es tangible en This Is a Photograph y eso es lo más valioso.

Para muchos Singing Saw es su mejor álbum, de ahí que ésa sea mi primera recomendación. Still Life es mi favorito así que te lo recomiendo también, por último, sugiero Sundowner, cuyo lanzamiento en 2020 podría acercarlo un poco al sonido de su más reciente proyecto.

columna-musical-79

En Columna Musical nos gusta el Folk, es por eso que hemos reseñado varios de los discos mejor logrados de este género en lo que va del 2022. Aquí podrás leer la crítica que hicimos de Big Time de Angel Olsen publicado a principios de junio; tampoco puedes perderte la reseña de A Bit of Previous de Belle and Sebastian, un lanzamiento que muchos esperaban.

2 thoughts on “Reseña: Kevin Morby – This is a Photograph”

Comments are closed.